Tengo Pareja Pero Quiero Conocer a una Escort

Este es otro de las grandes dilemas cuando se trata de contratar los servicios de una acompañante. Tienes pareja, estás casado, acabas de empezar una relación… y no sabes si estás haciendo lo correcto. Estás satisfecho con tu relación. Con tu vida sentimental. No hay ningún problema. Pero aún así, sientes la punzada del deseo, el ansia por estar con una desconocida, con una mujer dispuesta a proporcionarte un momento de placer sin ataduras. ¿Qué deberías hacer?

Parece un asunto muy complicado, pero tiene una solución fácil. Solo hay que comprender el impulso de la biología. A los hombres les gusta la variedad; están programados para ello. Es una tendencia biológica. Los expertos lo tienen claro: el ser humano no es monógamo por naturaleza. Ser fiel a una sola pareja no es conveniente desde el punto de vista evolutivo. Los hombres siguen siendo cazadores-recolectores; es decir, siguen compartiendo el mismo ADN que el de los humanos del Paleolítico. Los cambios en la forma de alimentarse y de aparearse que llegaron con el Neolítico no pudieron cambiar algo más poderoso: la genética.

En la prehistoria no existía la propiedad, y el hombre tenía tendencia a reproducirse con múltiples mujeres.

 

novia putas barcelona

 

¿De dónde viene la monogamia?

La monogamia llegó varios millones de años después. Era una manera de proteger a la descendencia y asegurarse que toda fuera del mismo hombre. Las mujeres eran conservadoras eligiendo pareja para que su compañero se involucrara en la crianza de los hijos, que no podían proteger ellas solas. El hombre también era necesario para proporcionar sustento. Con el abandono de la vida nómada y la construcción de comunidades en las que los humanos tenían que vivir siguiendo unas ciertas normas, la unión monógama con otra persona empezó a ser algo bien visto e incluso necesario.

Con esas comunidades llegó también la jerarquía. Los líderes de cada grupo o tribu, viendo cómo la promiscuidad provocaba la expansión de enfermedades, comenzaron a condenar a quienes practicaban sexo con múltiples personas distintas. La unión estable o matrimonio garantizaba el orden y una organización social que aportaba grandes ventajas sociales y económicas.

 

 

El hombre está hecho para tener varias parejas

Cada vez más expertos son conscientes de que, en el fondo, seguimos siendo biológicamente idénticos a nuestros ancestros del Paleolítico. El ser humano ha sido cazador-recolector durante millones de años, mientras que lleva siendo agricultor y ganadero tan solo unos pocos miles. Eso quiere decir que todavía no estamos del todo adaptados a la vida moderna. La teoría parece evidente cuando pensamos en la alimentación actual y en la cantidad de enfermedades que antes no existían. Estamos hechos para comer lo que comían los hombres de las cavernas, no los pastores; por eso existen tantas intolerancias, aumentos inexplicables de peso y problemas cardiacos. El ser humano todavía no está capacitado para digerir la leche, el pan y los granos.

Esa inadaptación también se extiende a otros hábitos. La vida sedentaria no esta hecha para nosotros, con el ADN de hombres acostumbrados a moverse, emprender largas caminatas y echar a correr detrás de los animales para cazarlos. Y con la sexualidad, ocurre exactamente lo mismo. Si estás aquí porque tienes pareja pero quieres estar con una escort, debes saber que tu deseo es una simple cuestión biológica. Contra la que nunca vas a poder luchar.

 

estoy casado pero quiero irme de putas

 

Tengo pareja, ¿estoy haciendo algo malo?

Ya eres mayor para saber que eres libre para hacer lo que te apetezca. Trabajas duro y te mereces un capricho. Si tienes pareja o estás casado, y quieres una cita con una escort, no estás haciendo nada malo. Solo es un poco de diversión en tu tiempo libre, un tiempo que vale oro. No lo desperdicies por una moralidad absurda que no te va a reportar nada bueno. Si la idea te ronda en la cabeza, nunca desaparecerá del todo. El impulso siempre estará ahí, en el fondo de tu mente, ocupando tus pensamientos.

Te aconsejamos que te olvides de la moral. No pienses, absurdamente “¡qué mala persona soy, yéndome de putas en Barcelona cuando tengo pareja!”. Ser una mala persona implica otro tipo de acciones que no tienen nada que ver con estar con una profesional en tus ratos de ocio.

 

tengo pareja pero quiero a una escort

 

¿Se va a enterar alguien de que he estado con una escort?

¡Por supuesto que no! Otra razón que debería animarte a dar el paso es la discreción que impera en este negocio. En Sugar Girls Barcelona y Sugar Girls Madrid entendemos que nuestros clientes quieren proteger su privacidad y olvidarse de las complicaciones. Por eso, nos encargamos de cuidar cada detalle para que la experiencia con nosotros sea extremadamente discreta. Si quieres una cita en tu hotel o domicilio, la escort irá vestida de manera que no llame la atención de una forma inapropiada. Si por lo contrario prefieres tener tu encuentro en nuestras instalaciones, contamos con un apartamento de lujo en la mejor zona de la ciudad. Además, está situado en un gran edificio lleno de oficinas en el que no existen domicilios particulares. Si se diera la casualidad de que te cruzaras con algún conocido, no tendría manera de saber qué has venido a visitar una agencia de escorts.

Tu intimidad es lo más importante para nosotros, y puedes estar seguro de que nadie se va a enterar de que has estado con una acompañante de lujo, a no ser que tú lo cuentes, claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *